Rancho Santa Cecilia, Alejandro Goñi y Alba, campeones nacionales "Chiapas 2016"

Con una cala casi perfecta de todos los adicionales que se pueden en el reglamento y solo un punto de infracción, Alejandro Goñi y Alba logran el Campeonato Nacional de Cala de caballo.
Este es el segundo campeonato nacional en solo 5 años, el comentario de rancho Santa Cecilia ante este logro, es el siguiente:
"Hoy es sin duda un día muy especial para el rancho. Se cristaliza un sueño largamente acariciado por nosotros. Este logro es el mejor ejemplo que los tiempos de Dios son perfectos. Es quizás la primera vez que voy hablar en primera persona en este medio. Ya van 6 años que rezaba, pedía y deseaba por qué llegara este momento. Creo que como criadores tanto Alejandro, como un servidor añorábamos y trabajábamos por este momento. Creo que este fue el año que menos nervios sentí antes de la cala de mi hermano, en gran parte es porque sabía que Dios estaba ahí y que este era el momento que tanto habíamos deseado, en primer lugar: por lo que significaba el congreso para el; en segundo, por lo mucho que había trabajado todo el año con "Alba"; en tercero, por la cantidad de sacrificios personales que hacía para ser un mejor caballista, pero sobre todo una mejor persona. Este pequeño paso sea cual sea el resultado final es ya un triunfo, no solo para Alejandro como charro, también para Miguel Vega como arrendador de la yegua, para la señora Hope Guzmán como criadora, para un servidor como hermano de Alejandro y también para todos los que hacen posible que esto sea realidad, desde quien la cuida (Toñito) hasta mi comadre Miriam que comprende, apoya y sacrifica el tiempo para que Alejandro pueda prepararse y preparar los caballos.
Este campeonato ha sido sin duda el más significativo para nosotros. Hoy los dos caballos que están en primer lugar de la tabla (en las dos categorías) son hijos de la misma yegua( la Abby) y arrendados por la misma persona (Miguel Vega) pero lo más significativo del congreso es el empeño que le ha puesto mi hermano Alejandro para que este torneo sea posible.
Los triunfos llegan cuando la congruencia, el trabajo, la fe y la sabiduría se juntan. Hoy no puedo estar más feliz, por mi hermano, por el rancho, por la "Alba", por la "Abby", pero sobre todo por la bendición de Dios de contar con un amigo como Alejandro. En hora buena, que Dios decida el resultado, pero para nosotros este es ya un logro más"